jueves, junio 14, 2007

Poesía a Papá




Mi padre
habitaba
algunas veces
el borde de mi cama

Con él
llegaban las gaviotas
o dos o tres ballenas
y
nos perdíamos más allá
de los presentes

Mi padre
callaba su sonrisa
los días oscuros
y tenía de columna
de rompiente
de farol

Se encendía un cigarro
para navegar entre cien mil tazas de café
abría un libro y se iba lejos

volvía luego con más gaviotas
con que alumbrar las tardes
de los días nuevos
a las seis


Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta



7 comentarios:

poefonía dijo...

poema de gran factura, mi estimado Pável. Te felicito. Sólo una observación: Si el término "habría" lo has utilizado para señalar una acción propia del infinitivo "abrir", has utiizado la "h" demás. De no ser así, eres un genio, porque has empleado "habría" de existir en una frase que coherentemente violaría la semántica, y propondría un significado inédito.
Saludos.

César Olivares.
por siempre.

cuidate.

Pável dijo...

En principio quiero felicitarte por ser mi amigo. En segundo lugar quiero agradecer esa manera delicada tuya de mostrar cuanto pueden parecerse la genialidad a la brutalidad. Digamos que soy un genio pero con tu sugerencia el poema "suena" mejor.

Punto aparte:

Estimadísimo César, se extrañan tus tupidos versos por el foro, como se extrañan tus alcohólicos pasos por las virulencias de la ciudad. ¿Cuándo nos tomamos unos cafés como los de la foto?

Con afecto

Pável
"Poeta - Sólo contratos"

poefonía dijo...

muy pronto, estimadísimo poeta de alcoba, muy pronto. Lo que pasa es que quiero enseñarte algo que estoy trabajando últimamente. me comunico.
saludos.

Andy Ventura Sanchez dijo...

hola amigo mi nombre es Andy,y me gusta tu poesía. sigue adelante,me uno alas felicitaciones de cesar olivares.

Pável dijo...

Gracias Andy, soy solamente un poeta sin pena... a propósito, tenemos un grupo literario por internet llamado Daedalus, en el participan amigos de Latinoamerica y Europa... si te interesa participar te dejo la dirección aquí http://groups.msn.com/DEDALUS/_whatsnew.msnw

Saludos

Pável

CRISTIAN dijo...

Roberto, me encanta recodar a mi viejo, a mi querido Juan, quien gracias a Dios me sigue acompañando, aunque a la distancia pero siempre cerca en el corazón. Hermosa poesía para recordar a nuestros heroes de infancia, a esos que no les hace falta capa ni espada, para cautivar los corazones de sus pequeños hijos. Sigue creando poesías con tanto contenido, felicitaciones.
Un abrazo.

Pável dijo...

Gracias Cristian...